93 488 11 00

La intervención de blefaroplastia

La intervención puede realizarse en el párpado superior, en el párpado inferior o en ambos. En el párpado superior, el cirujano realiza las incisiones buscando los pliegues naturales. En el párpado inferior, existen dos técnicas:

La tradicional, realizando un corte justo por debajo de las pestañas. Esta técnica es la adecuada en pacientes que presentan flacidez en el párpado y por tanto debemos realizar exéresis de piel para lograr la tensión adecuada.

La transconjuntival, el corte se realiza, en el interior del párpado inferior. Esta técnica es la adecuada en pacientes que presentan bolsas en el párpado inferior pero no tienen exceso de piel, la ventaja es que no hay ninguna cicatriz exterior. A través de las incisiones se extrae la grasa, localizada en pequeñas bolsas. Para el cierre se utilizan suturas extremadamente finas.

El objetivo prioritario de esta intervención es mantener la naturalidad del resultado, por ello la técnica no trata de realizar un estiramiento, sino una reacomodación de los tejidos para que no se vea alterada la estructura natural de la cara ni la expresión natural.

Una vez finalizada la intervención y después de un tiempo prudente de espera en recuperación, el paciente puede volver a su casa.

blefaroplastia superior e inferior blefaroplastia superior e inferior blefaroplastia superior e inferior blefaroplastia superior e inferior

Anestesia

La blefaroplastia se puede realizar con anestesia local o local con sedación, esta anestesia permite al paciente estar despierto y con una total tranquilidad pero sin que tenga ninguna sensación de dolor.

El párpado superior puede hacerse con anestesia local, aunque siempre es el cirujano el que decide después de la valoración, el tipo de anestesia que se utilizará.

Duración de la intervención

La intervención dura entre 40 y 120 minutos dependiendo de si son 2 o 4 párpados.

Postoperatorio

Es normal que en las horas posteriores a la intervención el paciente pueda sentir ciertas molestias, sobre todo de tipo inflamatorio. También pueden aparecer morados y una cierta sensación de tirantez, en pocos días estas molestias desaparecerán.

Lo habitual es que entre el tercer y el quinto día pueda volver a realizar sus tareas habituales, para realizar deporte deberá esperar algunas semanas.

En la primera visita de valoración con nuestro cirujano podremos informarle tanto de las circunstancias personales de su caso como de la intervención y el proceso de recuperación.

← Blefaroplastia, párpados Preguntas frecuentes →

Compartir esta página: