93 488 11 00

La liposucción de papada

La reducción de volumen en la papada se realiza mediante una técnica médica que consiste en succionar la grasa subcutánea, de ésta manera se aspirar el exceso de grasa, rejuveneciendo el rostro del paciente.

Antes y después de liposucción papadaAntes y después de liposucción papadaAntes y después de liposucción papadaAntes y después de liposucción papada

Los ideales de belleza cambian con el tiempo y en cada época existen unos cánones de belleza muy determinados. A pesar de ello, la aspiración de la grasa de la papada es una técnica que está cada vez más en auge ya que la papada generalmente no gusta a quien la tiene y además hace aparentar más edad y desdibuja el óvalo de la cara. Las mujeres son las que más se decantan por esta técnica, aunque cada vez son más los hombres que acuden a la consulta para informarse sobre esta cirugía.

Hasta hace algunos años, cuando no existían los adelantos médicos que tenemos ahora, era difícil solucionar este problema, pero hoy en día esto ha cambiado y no representa ninguna complejidad.

La papada es una capa de grasa subcutánea que cuelga debajo de la barbilla produciendo un abultamiento de esa zona en concreto. La papada se forma por una acumulación o exceso de grasa que suele ser de origen hereditario pero que también puede ser debida a un exceso de peso.

Indicaciones

La eliminación del volumen de papada es una cirugía indicada para pacientes relativamente jóvenes con la piel aún elástica y tersa. Es muy importante valorar con nuestros cirujanos el caso de cada paciente ya que esta técnica no estaría indicada en personas de edad avanzada con exceso de piel. La lipoaspiración de la papada elimina de forma definitiva la grasa acumulada en esa zona pero no puede hacer desaparecer ni estirar la piel sobrante.

La Intervención →

Compartir esta página: