93 488 11 00

Preguntas Frecuentes balón intragástrico

¿El Balón Ajustable está indicado para mí?

El Balón Ajustable está indicado para personas con un IMC>27, debido a que permite ofrecer un tratamiento más individualizado.

¿Qué pasa tras la intervención? ¿Existen efectos secundarios?

En los primeros días después de la colocación del balón intragástrico, el paciente puede sentir náuseas, vómitos o dolor abdominal. Su intensidad bajará en cuanto el estómago se vaya acostumbrando al balón.

¿Sentiré el balón en mi estómago?

Sí, pero sólo al inicio. Después sólo sentirá una sensación de saciedad e ingerirá una menor cantidad de alimentos sin realizar ningún esfuerzo.

¿Cuánto tiempo tardaré en recuperarme tras la colocación?

Como es un procedimiento sin cirugía, no invasivo, el periodo de recuperación es rápido. Aunque todo dependerá de cada paciente y del tiempo que tarde su cuerpo en acostumbrase al balón. Entre 24 y 48 horas es habitualmente el tiempo necesario para poder reincorporarse a la vida laboral.

¿Cuántas veces tendrán que reajustar mi balón?

Cuando empiece a perder el efecto saciante. Es en ese momento cuando se pensará en el reajuste, no obstante, se trata de un tratamiento personalizado por lo que en función de la evolución individual de cada paciente, el equipo médico puede programar algún otro reajuste a lo largo del tratamiento. Si el paciente no tolerara bien el balón, se intervendría para disminuir su tamaño y evitar así su extracción prematura y la consecuente frustración que genera al paciente.

¿Puede desinflarse el balón? ¿Qué pasaría si se desinflara?

Sí, es posible aunque es una rara complicación. En este caso, el Balón Ajustable tiene un sistema de anclaje no quirúrgico que impediría la migración al duodeno. Este sistema de seguridad exclusivo disminuye el riesgo de obstrucción del intestino que se daba con los antiguos balones.

Compartir esta página: