93 488 11 00

Técnicas de la Cirugía Bariátrica

Las cirugías que se realizan buscan dos tipos de objetivos: Reducir la ingesta, o bien, reducir la capacidad de absorción.
Esto hace que haya técnicas restrictivas, malabsortivas, o mixtas si combinan los dos tipos de procedimientos.

Gastrectomía Vertical

La manga gástrica, también conocida como gastrectomía vertical o sleeve gastrectomy, es una técnica restrictiva de cirugía bariátrica que consiste en extraer aproximadamente el 80% del volumen del estómago.

gastrectomía vertical

Se deja un estomágo en forma de tubo que representa aproximadamente unos 150-200cc de capacidad.

Limita la capacidad del estómago, el paciente come menos y se harta más rápidamente.

Actualmente se considera una de las mejores opciones para tratar la obesidad mórbida, ya que controla el apetito y la saciedad, consigue una gran pérdida de peso y permite al paciente cambiar sus hábitos fácilmente.

La intervención es un procedimiento no reversible, se realiza bajo anestesia general y dura aproximadamente entre una y dos horas. El ingreso hospitalario será de 2 o 3 días, y la recuperación de la cirugía de manga gástrica puede durar un par de semanas.
En cuanto a la pérdida de peso, la mayoría de las personas que se someten a una cirugía de manga gástrica pierden del 50 al 80 por ciento de su exceso de peso corporal durante los primeros seis a doce meses.
Después de la realización de una manga gástrica los pacientes presentan una mejoría en la diabetes, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, apnea del sueño, etc.

La pérdida de peso se consigue por la reducción tan importante que se realiza en el volumen del estómago, así que se considera una cirugía restrictiva.

Bypass Gástrico

bypass gástrico

El bypass gástrico o derivación gástrica es un procedimiento de cirugía bariátrica para corregir la obesidad mórbida.

La cirugía de bypass gástrico consiste en crear un pequeño estómago que permite que el paciente se sienta lleno con porciones pequeñas de alimentos, pero además se conecta el intestino directamente a este pequeño estómago, con el fin de disminuir parcialmente la absorción de algunos alimentos y producir pérdidas de peso significativas.

Se trata de una técnica mixta, ya que reduce la capacidad del estómago para favorecer la saciedad precoz, y limitar la absorción de calorías en forma de azúcares o grasas.

Hoy en día es una de las opciones más utilizadas por la gran pérdida de peso que se consigue.
Para lograr un resultado óptimo, es necesario que el paciente siga algunas recomendaciones con respecto a su alimentación. La dieta después del bypass gástrico es líquida durante las primeras dos semanas, luego se avanza a una dieta blanda y posteriormente a una dieta normal, haciendo estos cambios en forma progresiva.

Se trata de una cirugía laparoscópica, es decir, que la operación se hace a través de pequeñas incisiones en el abdomen, a través de la cuales se introduce un telescopio conectado a una pequeña cámara de video. La frecuencia de las complicaciones es baja cuando la cirugía es practicada por un grupo de médicos con experiencia. Este procedimiento tiene un componente restrictivo y otro malabsortivo, por lo que se considera una técnica mixta de cirugía bariátrica.

Cruce duodenal

cruce duodenal

Este procedimiento se considera malabsortivo y tiene dos componentes:

En primer lugar se construye una gastrectomía vertical mediante la resección de aproximadamente el 80% del estómago.

En segundo lugar se produce un cruce en el intestino delgado a la altura del duodeno para que se aproveche aproximadamente el 50% del mismo para la digestión y absorción de los alimentos.

En este tipo de cirugía no sólo se cambian las conexiones normales del estómago al intestino sino que también se extrae parte del estómago.

Se trata igualmente de una cirugía mínimamente invasiva. Después de esta cirugía la persona puede llevar una dieta muy parecida a su alimentación usual. Debe evitar el consumo de carbohidratos simples en exceso (dulces, chocolates), sin embargo, la tolerancia a la comida normal es muy buena y las porciones que puede consumir son similares a las consumidas por una persona de peso normal, dado que la pérdida de peso se da principalmente por poca absorción de los alimentos.

El tratamiento de la obesidad mórbida mediante cruce duodenal es una técnica muy efectiva para conseguir una importante pérdida de peso de forma mantenida. La elevada presencia de déficits nutricionales durante el seguimiento obliga a realizar revisiones periódicas de forma indefinida.

Compartir esta página: