93 488 11 00

Varices

Las venas varicosas tienen diferentes clasificaciones, algunas son superficiales y otras más profundas, de aspecto dilatado o más tortuoso que son un indicativo de un mal funcionamiento de las válvulas de las venas o de hipertensión venosa.

Existen diferentes tipos de tratamientos dependiendo de la clasificación que realice el médico:

  • Escleroterapia

Varices reticulares, tienen un calibre de 1,5 a 3 mm. de diámetro y se manifiestan por la forma de red azulosa o verdosa, habitualmente en las zonas del abdomen hasta los pies.
El tratamiento con fines cosméticos es esclerosante. La función de la esclerosis es inyectar en la vena la sustancia esclerosante cuya función consiste en producir una inflamación local controlada con la siguiente fibrosis o cierre de la variz.
El número de sesiones depende de cada paciente y el intervalo de tiempo entre sesión y sesión es de aproximadamente 15 días.

  • Láser
varices | Clínica Rinos

Talangietacsias (arañas vasculares), por lo general miden menos de 1 milímetro de diámetro, pueden aparecer en nariz y mejillas, aunque pueden estar presentes en cualquier parte del cuerpo. Son las que se conocen como "Arañas Vasculares".

El tratamiento se realiza con el láser Vascular. El número de sesiones depende de cada paciente y también de la zona del cuerpo donde se encuentren.

En la cara podemos hablar de 2 ó 3 sesiones y en las piernas de 3 ó 4 sesiones. Siempre con un intervalo de 15 días o 1 mes.

  • Microcirugía.

En la visita previa con nuestro especialista, éste realiza una exploración exhaustiva manual, visual y con Doppler de la pierna y muslo. Se le indicarán las medias que deberá traer consigo el día de la intervención y le prescribiremos el tratamiento médico que deberá seguir después de la cirugía (heparina, antibiótico, analgésicos).

La mayoría de las veces se trata de operaciones que se pueden realizar en la misma consulta con anestesia local y, dependiendo del estado del paciente, esta cirugía se puede hacer en una o dos sesiones.

La técnica que empleamos se llama flebectomía de Müller. Consiste en realizar una punción en la piel con la punta de un bisturí o con una aguja y a través de esta pequeña incisión se introduce un pequeño ganchillo que extrae un fragmento de vena, de esta manera a través de esas pequeñas incisiones se extrae la totalidad de las venas varicosas.

Estas incisiones no precisan de sutura y la zona de ingreso se hace imperceptible con el tiempo. En los casos en los que se debe extraer la vena safena la cirugía se realiza igualmente con anestesia local, se invagina por dentro de ella misma como un calcetín, minimizando de esta forma el trauma quirúrgico ya que el daño producido a los tejidos de alrededor es mucho menor que con la técnica clásica. Una vez finalizada la intervención se hace un vendaje compresivo y se pone la media encima del vendaje.

Postratamiento

El postoperatorio es poco doloroso requiriendo analgésicos orales durante 2-3 días. El día de la intervención se recomienda que el paciente haga un cierto reposo con la pierna en alto, pudiendo al día siguiente integrarse a su actividad habitual.

En la visita que se realiza 4-5 días después de la operación se retira el vendaje y se vuelve a colocar la media que a partir de este momento se podrá quitar para dormir pero deberá llevarla de día durante un período aproximado de 2 meses.

Compartir esta página: