93 488 11 00

Minilifting de cuello y papada

La acumulación de grasa bajo la barbilla es uno de los problemas estéticos que más preocupan a las mujeres. El paso de los años, los kilos de más y determinadas constituciones físicas y estructuras óseas favorecen la aparición de uno de los problemas estéticos más detestados entre las mujeres: la acumulación de grasa bajo la barbilla. O, dicho de otra forma, la aparición de la papada, la grasa bajo el mentón rompe la forma del óvalo facial.
Para combatirla y conseguir resultados asombrosos nuestro equipo médico utiliza una técnica mínimamente invasiva, se trata del Minilifting y Liftens.
Podemos deshacernos de la acumulación de grasa bajo la barbilla gracias a estas innovadoras técnicas estéticas.

Antes y después de liposucción papadaAntes y después de liposucción papadaAntes y después de liposucción papadaAntes y después de liposucción papada

Técnica

  • Minilifting de cuello y papada

Se trata de una intervención para eliminar la grasa y tensar la piel sobrante del cuello y zona inferior de la barbilla.
Cuando la papada tiene poco tejido graso bajo el cuello, el procedimiento consiste en tensar el músculo laxo, alisando el cuello para equilibrar y armonizar el aspecto con el resto de la cara.

Cuando la papada está en la parte frontal del cuello y con mayor volumen graso requieren una lipoaspiración, el cirujano hace una incisión de unos milímetros justo debajo de la barbilla y comienza el proceso de aspirado de la grasa acumulada, la cánula de la liposucción para la barbilla es mucho más pequeña y la reducción de volumen es total, como complemento del procedimiento estira los músculos del platisma en la parte superior del cuello haciendo desaparecer los pliegues.

  • El LifTens Novedosa técnica mínimamente invasiva

Es la técnica que combina el minilifting de cuello y papada con la reafirmación del tercio medio de la cara.
Esta reafirmacion se realiza con hilos espiculados tridimensionales que permiten reafirmar el ovalo de la cara para obtener el máximo resultado, siendo un procedimiento mínimamente invasivo.

  • Postoperatorio

Al ser un procedimiento sencillo se realiza de forma ambulatoria, pudiendo regresar el paciente a su casa después de unas horas. Esta intervención dura toda la vida, a no ser que se produzca un aumento de peso considerable, hecho que puede modificar el resultado de la intervención. El periodo de recuperación es más leve que en un lifting de cuello. En unos dos días el paciente puede incorporarse a su vida laboral.
Es imprescindible un diagnóstico previo y un estudio concreto de cada caso.

Estudiando cada caso valoramos la técnica, existen soluciones para uno de los problemas estéticos que más preocupa al paciente.

Infórmate también del LIFTENS no quirúrgico

Preguntas frecuentes →

Compartir esta página: