Cirugía de mentón y pómulos

Armonizar tus rasgos faciales y reponer el volumen perdido

Armonizar tu perfil

Devolver el equilibrio del rostro

Equilibrar los volúmenes

Conseguir simetría y armonía facial

La mentoplastia o cirugía de la barbilla es una de las técnicas quirúrgicas faciales más practicadas que consiste en el aumento de tamaño del mentón. El aumento del mentón es una de las técnicas que aportan mayor satisfacción al paciente, armoniza el rostro dándole una apariencia más joven. Un mentón de tamaño adecuado crea el balance positivo necesario para embellecer el rostro.

 

El aumento de pómulos es una de las técnicas quirúrgicas faciales más practicadas que consiste en el aumento de tamaño de los pómulos a través de un pequeño implante. Los pómulos son los huesos que dan prominencia a la cara, son lo que conocemos como mejillas, esta estructura es la que proporciona elegancia, belleza y armonía al rostro.

Cirugía de mentón

Muchos pacientes que acuden a nuestra consulta no acaban de identificar su falta de mentón, consultan para afinar la punta de la nariz o nos indican que quieren mejorar su rostro pero no saben bien como, esto ocurre cuando la falta de mentón no es exageradamente evidente. Es una técnica complementaria de la rinoplastia cuando el perfil está descompensado.

 

La cirugía de aumento del mentón se recomienda a personas mayores de 18 años de edad. Se prescribe para personas que detecten:

 

    • Mala proyección del mentón (mentón pequeño).
    • Flacidez submental (papada).

Actualmente existen otras técnicas que nos permiten aumentar el mentón sin cirugía de forma igualmente permanente: la Bioplastia (mentoplastia sin cirugía)

Este procedimiento es de tipo ambulatorio y se realiza bajo anestesia local o local con sedación, sin ingreso hospitalario.

 

La intervención dura entre 30 y 45 minutos

Este procedimiento suele ser ambulatorio y puede combinarse con la rinoplastia o la cirugía de aumento de pómulos.

 

El objetivo de este procedimiento es adelantar el mentón. Para ello colocamos una prótesis anatómicamente diseñada para esta zona. Después de tomar una serie de medidas el cirujano decidirá cuál es la más apropiada para el contorno de la mandíbula. Para colocar este pequeño implante hacemos una pequeña incisión en el interior de la boca o debajo del mentón, posteriormente esta incisión se cierra con una sutura mínima.

Habitualmente en dos o tres días el paciente puede volver a sus actividades habituales, aunque es de esperar que pase por un periodo de inflamación que puede durar varias semanas. Aunque el resultado es inmediato, es después del periodo de inflamación, cuándo podremos valorar los resultados como definitivos.

 

Como en cualquier cirugía facial, es muy importante que tenga expectativas reales del cambio que podemos conseguir, por ello en la visita con el cirujano podrá acabar de decidir la necesidad o no de este cambio.

Antes y después de una cirugía de mentón

Cirugía de pómulos

La cirugía de aumento de pómulos se recomienda a personas mayores de 18 años de edad, especialmente si no se aprecia el pómulo. Se indica para personas que tengan:

 

    • Mala proyección del pómulo.
    • Flacidez facial, especialmente en mujeres de más de 45 años.
    • Pómulos caídos.
    • Óvalo facial desdibujado.
    • Óvalo facial alargado o sin armonía.

Esta intervención se realiza colocando un pequeño implante de tamaño y forma adecuada a la anatomía del paciente, se introduce a través de una pequeña incisión en el interior de la boca, entre la encía y el labio superior y, para finalizar, se cierra con una sutura mínima.

La falta de pómulos nos da un aspecto cansado y envejecido. La reposición de volumen en esta zona angula nuestras facciones proporcionando belleza y armonía a nuestro rostro. Esta técnica es una de las más practicadas en la cirugía estética facial ya que aporta un elevado grado de satisfacción al paciente. Es un procedimiento ambulatorio que puede combinarse con otras técnicas como la mentoplastia.

Este procedimiento es de tipo ambulatorio y se realiza bajo anestesia local o local con sedación, sin ingreso hospitalario.

La intervención dura entre 30 y 45 minutos.

La recuperación de esta cirugía es rápida, podrá reemprender su vida habitual tres o cinco días después. Tendrá sensación de tirantez y pasará por un proceso inflamatorio moderado unos días más. Aunque el resultado es inmediato, debemos esperar unos días más para hacer una valoración definitiva del resultado. Como en cualquier cirugía facial, es muy importante que tenga expectativas reales del cambio que podemos conseguir.

 

En la visita con nuestro cirujano podrá acabar de decidir la necesidad o no de este cambio. Como en todas las intervenciones en las que intervienen prótesis el proceso es reversible.

Actualmente existen otras técnicas que nos permiten aumentar los pómulos sin cirugía de forma igualmente permanente: la Bioplastia (aumento de pomulos sin cirugía).

FAQS sobre cirugía de mentón y pómulos

¿Cuándo podré reincorporarme a mi vida normal?

Al cabo de una semana podrá reincorporarse a su vida normal.

¿Cuándo veré los resultados?

Los resultados finales se van observan aproximadamente al cabo de un mes, ya que poco a poco va bajando la inflamación. Notará una mejoría diaria pero debe ser paciente en el proceso de recuperación.

¿Podré tomar el sol?

Recomendamos que espere un par de semanas para dar tiempo a que la cicatrización y a bajar la inflamación.

¿Tiene alguna contraindicación?

Como toda cirugía, puede tener contraindicaciones y complicaciones. Es muy importante que su cirujano le informe de todas ellas y que le aclare todas sus dudas. Exija también que consten en el consentimiento informado que recibirá y firmará antes de la intervención.

Pide una visita gratuita.
Contacta con nosotros y te atenderemos sin compromiso.