Elevación de Pecho (Pexia)

Eleva, mejora la forma y volumen

Elimina exceso de piel por pérdida de peso

Rejuvenece después de las lactancias

Mejora la turgencia y forma

Resultado inmediato, recuperación en 2 y 3 semanas

La mastopexia o elevación mamaria es una intervención quirúrgica que se lleva a cabo para rejuvenecer los pechos de una mujer que han perdido turgencia y firmeza, y ello ha provocado una caída de los mismos.

Indicaciones

Todas aquellas mujeres que desean recuperar el aspecto de sus pechos que por distintos factores pueden encontrarse caídas y sin firmeza, después de un embarazo, dar de mamar y la fuerza de la gravedad hacen que la mama tienda a caer; además, a medida que la piel pierde su elasticidad la mama pierde su forma y cae. Cuando la mama, además de caer ha perdido o posee poco volumen, se puede también colocar una prótesis.

Todas aquellas mujeres que desean recuperar el aspecto de sus pechos que por distintos factores pueden encontrarse caídas y sin firmeza, después de un embarazo, dar de mamar y la fuerza de la gravedad hacen que la mama tienda a caer; además, a medida que la piel pierde su elasticidad la mama pierde su forma y cae. Cuando la mama, además de caer ha perdido o posee poco volumen, se puede también colocar una prótesis.

Técnica

Estos gráficos nos muestran el proceso quirúrgico: elevación y reducción de tamaño areola, con exéresis de piel en el polo inferior.

 

 

El objetivo de la técnica es eliminar el exceso de piel para conseguir la elevación de la mama, dependiendo del grado de caída que presenta la mama hay diferentes tipos de incisiones:

 

    • La «O» (sólo alrededor de la areola),
    • la «T» (alrededor de la areola y con una vertical hasta el surco de la mama)
    • La «T invertida» (alrededor de la areola, la vertical y el surco submamario).

La mastopexia dura entre 1:30h y 2:30 horas. Las incisiones comprenden una área de la mama consistente en la parte de piel que se va a quitar y que colocará el pezón y la areola en su nueva posición más elevada.

 

Puede ser necesario colocar una prótesis debajo del tejido mamario o del músculo pectoral en mamas con poco volumen. Después de la cirugía se coloca un vendaje o un sujetador especial.

 

La cirugía estética de la mama se realiza bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación.

Después de la intervención se deja colocado un vendaje que se quitará a las 24 o 48 horas (hasta el alta hospitalaria). Inicialmente hay hinchazón, puede haber morados y, en algunos casos, pérdida temporal de la sensibilidad en las mamas que se recuperará con el paso del tiempo. A criterio del cirujano plástico y dependiendo de la evolución postoperatoria, la paciente podrá reincorporarse a su vida laboral en una o dos semanas.

 

Es muy importante que conozca todas las contraindicaciones y posibles complicaciones postoperatorias antes de tomar la decisión.

 

Nuestro cirujano le explicará y constarán también en el consentimiento informado que recibirá y firmará antes de someterse a la intervención. Nuestra clínica pone especial atención en todo lo referente a la información al paciente y es imprescindible que tenga total confianza con su cirujano para someterse a la intervención.

 

En Clínica Rinos tenemos un equipo médico experto en mamoplastias.

El beneficio de esta intervención es el gran embellecimiento del seno. Al principio las cicatrices estarán rosadas, aspecto que mejorará continuamente desde las 6 semanas.

Antes y después de una Elevación de Pecho

FAQS sobre elevación de pecho

¿Los resultados son permanentes?

Puede ser que con el paso de los años aparezca de nuevo la caída de los pechos, pero será en menor medida.

¿Me quedarán cicatrices?

Las técnicas quirúrgicas empleadas tienen diferentes tipos de cicatrices, en nuestra experiencia las cicatrices de la mama tienen muy buen comportamiento, pero la paciente debe saber que las cicatrices las hace ella misma. Su tipo de piel, su tendencia a desarrollar queloides, sus cuidados en el postoperatorio son lo que marcará el resultado final.

¿Puedo dar el pecho a mi bebé después de la elevación de mamas?

Aunque existen pacientes que tienen lactancias normales tras la elevación, esto no es lo habitual. Al practicarse un injerto en el pezón, la areola puede resultar disminuida para estas funciones.

¿Mantendré la sensibilidad de mis pechos y pezones?

Generalmente sí. Los factores que influyen para el resultado final son la sensibilidad previa a la operación, la técnica utilizada y el volumen de las mamas.

¿Existen riesgos específicos a esta operación?

Como toda cirugía, la elevación de mamas puede tener contraindicaciones y complicaciones. Es muy importante que su cirujano le informe de todas ellas y que le aclare todas sus dudas. Exija también que consten en el consentimiento informado que recibirá y firmará antes de la intervención.

Pide una visita gratuita.
Contacta con nosotros y te atenderemos sin compromiso.